Facebook

El miedo invade a los mercados, especialmente desde la semana pasada. A mediados de la misma se realizó la más reciente reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED). En esta se acordó subir las tasas de interés.

Inicialmente, eso se tradujo en optimismo por parte de los inversionistas. Ese día, mapas de calor como el que se puede observar en Finviz mostraban un mercado en positivo. Sin embargo, la decisión de no elevar las tasas a 0.75% produjo el efecto contrario.

Por esto, el jueves la gran mayoría de acciones y ETF (Exchange Traded Fund) terminaron en rojo. De hecho, de las 100 empresas que componen el Nasdaq y su ETF, el QQQ, solo dos terminaron en positivo. Todas las empresas del Dow Jones terminaron en negativo.

El jueves, así mismo, fue el quinto día donde hubo mayor volumen de transacción de acciones o ETF en lo que va corrido de 2022. Ese día se registró el mayor volumen en el último año.

Pero ¿qué consecuencias tiene todo esto para la Bolsa de Valores de Nueva York y para la economía en general? Veámoslo por partes porque, sin duda, se trata de un tema que nos involucra desde ambas perspectivas.

Usa El Interés Compuesto Y Evita El Miedo Invade A Los Mercados

¿Se Viene La Estanflación?

Como la economía puede retroceder y los precios subir, el miedo invade a los mercados

Como la economía puede retroceder y los precios subir, el miedo invade a los mercados – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Como se mencionó, lo que sucedió la semana pasada se debió a un tema puntual. Y es que el mercado empezó a percibir la dificultad de la FED de equilibrar las subidas de los tipos o tasas de interés y la desaceleración económica.

Recordemos que ante la inflación, como la que se registra en la actualidad, siempre aparece como salvavidas la subida de las tasas de interés. Esto desincentiva el consumo y ayuda a bajar los precios mientras se equilibran la oferta y demanda de bienes o servicios.

Sin embargo, la situación mundial y en Estados Unidos hoy es tal que la subida de tasas de interés que se ha venido aplicando no contrarresta la inflación. El miedo invade a los mercados hoy, precisamente, porque es probable que se genere una estanflación.

La estanflación es un fenómeno económico en el que se juntan el estancamiento y la inflación. Es decir que, por un lado, se produce un estancamiento de la economía. Y por el otro, continúa registrándose una alta inflación.

El riesgo de que esto ocurra, finalmente, es que se dé una situación en la que el crecimiento económico se detenga. Esto genera que las personas tengan una menor capacidad adquisitiva. Pero, al mismo tiempo, los precios de los productos o servicios se mantienen altos, lo que hace difícil adquirirlos y continúa alimentando el ciclo.

La Volatilidad

Vista desde el punto de vista de la Bolsa de Valores, la situación actual nos remite al concepto de volatilidad. Este se refiere a la dispersión de los retornos de un mercado o acción. Cuando es alta, ese mercado o acción son más “inseguros” para los inversionistas.

Esa situación se presenta cuando, por la interacción de la oferta y la demanda, los precios suben o bajan de forma rápida y no paulatina. La volatilidad, de hecho, es el indicador que ayuda a medir el grado de incertidumbre del mercado.

El grado de volatilidad de una acción se expresa en un porcentaje que representa la variación que existe entre el comportamiento que registra una acción en determinado momento con respecto a su cotización histórica.

Además, existe un índice que mide la volatilidad de las opciones en el que, además, es posible invertir. Se trata del índice VIX (Volatility Index) del Chicago Board Options Exchange Market (CBOE).

El jueves pasado, debido a la alta volatilidad, el VIX terminó por encima del nivel 30. Un nivel que no se observaba desde marzo y uno de los mayores registrados en el último año. Cabe recordar que en marzo de 2020, cuando se produjo la caída del mercado por la pandemia, el VIX superó el nivel de 65.

Aversión Al Riesgo

Ante la volatilidad, el miedo invade a los mercados

Ante la volatilidad, el miedo invade a los mercados – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Como es natural cuando el miedo invade a los mercados, algunos inversionistas hoy sufren de aversión al riesgo. Es decir, de una sensación de rechazo hacia el mercado por lo que está ocurriendo con él.

La aversión es negativa. Principalmente, impide a las personas observar con mayor detenimiento la situación en la que se encuentran. Y, por lo tanto, tomar mejores decisiones con respecto al tema de su interés.

Hablando específicamente de las inversiones, la aversión al riesgo produce, en primer lugar, temor a negociar en mercados como la Bolsa de Valores. Por eso muchas personas no lo hacen, a pesar de que tienen tanto las capacidades como el capital.

En segundo lugar, este rechazo impide a las personas observar las oportunidades que se presentan en momentos de alta volatilidad como el actual. Pero eso no tiene porqué ser así, ya que la aversión al riesgo tiene una contraparte.

Es decir, una estrategia que se puede ejecutar para protegerse en cualquier escenario. Y hacerlo a partir de la evaluación de los riesgos que representa. Pero ¿cuál es esta estrategia?

Protección O Riesgo Controlado

En primer lugar, esa estrategia que podemos ejecutar cuando el miedo invade a los mercados significa reconocer varios puntos. Entre ellos, que no es posible controlar lo que sucede en el mercado.

Además, reconocer que, a pesar de lo anterior, siempre existen oportunidades de inversión que es posible aprovechar si se sabe cómo hacerlo. En ese sentido, por ejemplo, los inversionistas pueden hacer lo siguiente:

Ante una pérdida del 5% de tu capital, establece una estrategia para recuperar el 5.3%. De esta forma no solo puedes recuperar lo que perdiste, sino adicionalmente lograr una ganancia.

No olvides que esta buena práctica debe convertirse en un hábito. De lo contrario, lo que puede suceder es que acumules pérdidas de dinero que luego va a ser imposible o muy difícil recuperar.

Nunca olvides que, aparte de cualquier estrategia que puedas ejecutar, la más básica pero también la más importante es colocar tu stop. Tener claro cuál es la pérdida máxima que puedes soportar por operación es clave para evitar pérdidas mayores.

Alternativas De Inversión Cuando El Miedo Invade A Los Mercados

Aparte de operar con un riesgo controlado, en escenarios como el actual puedes acudir a otras estrategias. Una de ellas es realizar operaciones short, en el caso de las acciones, o put, en el caso de las opciones.

El jueves pasado, por ejemplo, fue un día especial para tomar contratos put. Estos son los que, a diferencia de los contratos call, se toman esperando que el precio de las acciones subyacentes caiga para ganar dinero con esa caída de los precios.

Los short funcionan de la misma forma, pero aplican para las acciones. Seguramente, muchos inversionistas no conocen estas formas de inversión, pero son claves para aprovechar las tendencias bajistas.

La semana pasada, por ejemplo, en esta comunidad aprovechamos cuando el precio de las acciones del QQQ cayó. Incluso, logramos obtener mejores ganancias con nuestras operaciones put que con las operaciones call.

No obstante, debes tener en cuenta algo y es que para realizar estas operaciones requieres de conocimiento y práctica. De lo contrario, puedes arriesgarte a perder todo tu dinero. Comienza siempre en demo y nunca pares de aprender para invertir adecuadamente.

Además, te damos otra clave. La semana pasada, a pesar de todo lo que sucedió, el sector de energía terminó respetando zonas de soporte. Es decir que, incluso cuando la tendencia parece ir a la baja, también puede haber oportunidades de inversión porque no todas las acciones y sectores se comportan exactamente igual.

Cuando el miedo invade a los mercados, ¿en qué te enfocas?

Cuando el miedo invade a los mercados, ¿en qué te enfocas? – Hyenuk Chu

Todo Es Cuestión De Mentalidad

En el momento que vivimos muchos quisieran que el mercado les diera la razón. O que el precio de las acciones subiera cuando ellos quisieran invertir. Pero el mercado no funciona así. Recuerda que no lo podemos controlar.

Por eso, es mejor que pienses en que, más allá de querer tener la razón, es mejor querer tener ganancias. Más allá de querer ser astuto frente al mercado, es mejor querer ser disciplinado con tu plan de inversiones.

Mientras que querer ganar es un deseo que se te puede cumplir a corto plazo, tener un plan te garantiza la consistencia a futuro. Y recuerda que es mejor tener ganancias menores constantes que una sola ganancia grande espectacular. Estas vienen ya que dominas las primeras.

Por eso, más allá de «en qué invertiste» o «en qué quieres invertir», las preguntas son otras. ¿Dónde está enfocada tu visión del mercado en este momento? ¿Dónde está tu enfoque en tiempos de tendencia a la baja?

¿Estás pensando en todo el dinero que perdiste o que puedes perder? O, por el contrario, ¿estás viendo las oportunidades que incluso un mercado bajista puede ofrecerte? ¿Estás protegiendo tu capital?

Ten presentes esas preguntas en momentos de alta volatilidad como el actual. De la respuesta correcta que tengas para cada una de ellas puede depender el resultado que tengas al invertir. Ahora, compártenos tus inquietudes y experiencias:

  1. ¿Dónde está enfocada tu visión del mercado en este momento?
  2. ¿En dónde está tu enfoque en tiempos de tendencia a la baja?
  3. ¿Qué sentimientos te despierta el mercado hoy?
  4. Únete a Guerreros Zen – forma parte de la lista de espera aquí mismo-.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏